Estrés al conducir

 

Consejos para deshacerse del estrés de sus viajes

Los niños pueden ser una fuente importante de estrés en la carretera, con gritos de "¡Tengo hambre!" "¡Está en mi lado del asiento!" y "¿Ya llegamos?". Además parecería que a todo el mundo se le está acabando el tiempo últimamente, por lo que la gente a menudo anda con mucho apuro cuando se pone detrás del volante. Cuando se agrega a esto todas las tensiones normales conducir como el tráfico, malas direcciones, incluso el sol en tus ojos - la gente puede terminar convertida en un manojo de nervios para el tiempo en que lleguen a su destino.

A continuación se presentan unos simples consejos para ayudar a los conductores a convertir su vehículo en una suerte de santuario y ayudar a reducir el estrés en la carretera.

Salga con algo de tiempo extra. Hoy en día, estar atrasado es una de las razones principales de que la gente maneje rápido y una de las principales causas de un aumento de la presión sanguínea al conducir. Debido a que el tráfico, los accidentes automovilísticos, desvíos y otras cosas inesperadas pueden causar que un viaje tarde más de lo previsto, una de las mejores maneras de hacer que la conducción sea menos estresante es permitirse el suficiente tiempo para llegar a su destino.


Hacer del vehículo un santuario. Toda persona tiene ocasionalmente un mal día, pero es posible que la gente deje los negocios y preocupaciones personales detrás una vez que se pongan detrás del volante. La clave es crear un agradable y relajado ambiente. Por ejemplo, una unidad de masaje en los asientos pueden ayudar a aliviar los músculos adoloridos después de un día duro en la oficina o en el gimnasio. La música también ayuda a calmar los nervios destrozados después de un día difícil.


Mantenga los niños ocupados. Niños aburridos e irritables no sólo aumentan los niveles de estrés durante la conducción, sino que también hacen que sea difícil para los adultos mantener sus ojos y atención en la carretera. Tener libros y juegos a mano puede mantener a los niños ocupados y permitir al conductor centrarse en la carretera.

Ilumina el camino. Conducir de noche puede ser especialmente agotador y estresante. Tal vez por eso los accidentes automovilísticos son más propensos a ser fatales por la noche. Una buena iluminación le da a los conductores más tiempo para reaccionar a los obstáculos en el camino.

Mantener refrigerios a la mano. El hambre puede hacer que muchas personas se vuelvan irritables. En lugar de conducir con una mala actitud, podrían mantener aperitivos a bordo.

Evite los atascos de tráfico. Para disminuir las situaciones estresantes, evite salir a horas en que sabe que hay una gran cantidad de tráfico.


No te pierdas. Obtener direcciones malas y perderse es enormemente estresante, pero es algo muy común. Tener un sistema de navegación a bordo hace que sea fácil evitar el estrés y encontrar prácticamente cualquier destino, y la mayoría de los sistemas ajusta inmediatamente las instrucciones en caso de desvío. Algunos también incluyen información sobre los "puntos de interés", que van desde la gasolinera o restaurantes familiares al campo de golf más cercano.